GALERIA


La historia, la disciplina tributaria y el buen desempeño económico están detrás de las intenciones de los catalanes de buscar su independencia.

 

Aunque fue una iniciativa no reconocida legítimamente por el gobierno español, el referendo adelantado en Cataluña el pasado domingo es una señal de la seria intención de sus habitantes de buscar un camino separado de España. De concretarse en el largo plazo, pues falta un largo proceso para que pueda darse definitivamente, las implicaciones económicas para el reino español serían difíciles.

 

Portafolio.co habló con dos internacionalistas, conocedores del contexto histórico, político y económico en el que se ha desarrollado la relación España – Cataluña, para entender los que han sido los puntos de inflexión en esta historia.

 

Desde el contexto histórico, como lo señala Andrés Barreto González, abogado internacionalista y Of Counsel en Moncada Abogados, hay que recordar que “Cataluña ha sido ducado, reino, e incluso tuvo una conformación de países catalanes desde la misma Cataluña hasta casi el mediterráneo italiano, lo que ha generado la idea de una historia e identidad propia y común.

 


Factores como la “invasión” española a sus tierras, el control a las revueltas, declaraciones, independencias e incluso la proclamación de una República Catalana en el pasado, y la Guerra Civil, marcaron fuertemente la memoria colectiva catalana, así como lo hizo la dictadura franquista, que fue severamente represiva y agresiva con su lengua, sus costumbres y su identidad como pueblo. Cataluña recuperó el uso de su lengua, su identidad, y tal vez fue la más avanzada en materia económica y política al lograr un Estatuto amplio, lo que le permitió la creación de una arquitectura institucional y legal propia”.

 

- Contenido Completo Aqui