GALERIA


Gobierno asegura a través del Consulado que ha emitido 24 notas diplomáticas pidiendo explicación de la situación de los connacionales.
 

Luego de que EL HERALDO diera a conocer la situación en la que se encuentran desde hace más de un año 59 colombianos (entre ellos 54 costeños) en un centro de reclusión en Caracas, Venezuela, aún se desconocen las razones de por qué se encuentran detenidos.

 

Mientras el gobierno del presidente Nicolás Maduro se ha mantenido en completo silencio, el del presidente Santos tampoco ha mostrado, al menos públicamente, interés en dar a conocer a fondo la situación.

 

Entre tanto, EL HERALDO tuvo acceso al último comunicado del Consulado colombiano en Caracas, emitido el 5 de octubre, donde se le solicita al director general del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería venezolano (Saime), Juan Carlos Dugarte, que “dé a conocer la situación migratoria y la posible fecha en la que se decidirá la expulsión de los connacionales detenidos”.

 

El documento, firmado por Juan Norberto Colorado Correa, cónsul de Colombia en Caracas, resalta que “el despacho del Defensor del Pueblo venezolano, Tarek William Saab, manifestó oficialmente que los ciudadanos recluidos en el comando de la Policía están a la orden del Saime (Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería)”.

 

Ante esta situación, Germán Castañeda, encargado de Negocios de Colombia en Venezuela, explicó esta semana a este diario que “si la detención se da por estar indocumentados en Venezuela, lo que debe ocurrir es que el Gobierno venezolano realice una deportación de este grupo”.

 

El caso


El 1o. de septiembre de 2016 el presidente Maduro anunció, durante su participación en una concentración oficialista, los resultados de un operativo policial adelantado en la capital venezolana contra “un campamento de paramilitares colombianos”.

 

“Hemos estado con la Operación de Liberación del Pueblo, OLP, capturando mercenarios. En la zona norte de Caracas, barrio El Manicomio, capturamos un campamento de paramilitares colombianos con 92 personas, a 500 metros del Palacio de Miraflores”, detalló el mandatario venezolano.

 

A la fecha están en prisión solo 59 colombianos de los 92 capturados. Los mismos detenidos afirman que el resto “se ha fugado, otros tres han fallecido y como a cinco les han dado medida humanitaria de salida”.

 

El consulado colombiano en Caracas, por su parte, indica que dentro de los detenidos se encuentran 10 colombianos que por orden del gobierno venezolano “debían ser expulsados luego de haber cumplido sentencia y haber pagado su pena”.

 

“Esto es político”


Andrés Barreto González, abogado y miembro fundador de la Academia Colombiana de Derecho Internacional, deduce que el silencio del Gobierno de Venezuela a las 24 notas consulares emitidas por el consulado en Caracas responde a un juego político y no jurídico debido a la reciente acusación que Colombia le hizo a Venezuela de ser una dictadura.

 

- Nota Completa Aquí