GALERIA


Analistas señalan que los resultados electorales llevan al vecino país hacia a la defunción del chavismo y el nacimiento del madurismo.

 

Venezuela entró este lunes en una nueva era política. Así lo catalogaron diversos analistas al considerar que los resultados de las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente dotó con “súperpoderes” al presidente venezolano Nicolás Maduro quien, de acuerdo con su discurso en la madrugada del lunes, amenazó en radicalizar su postura gubernamental con la oposición y provocar un aislamiento internacional.

 

Los resultados han dejado un sabor agridulce en la oposición venezolana, instituciones y organismos, quienes reclaman la veracidad de las cifras al Consejo Nacional Electoral (CNE) toda vez,  que alegan que hubo 2.483.000 personas que votaron, lo que significa un 12,4% de participación con una abstención de casi 88%. 

 

Para el abogado constitucionalista venezolano, José Vicente Haro, los resultados de las elecciones anunciadas por el CNE, (más de ocho millones de venezolanos) suponen “una cifra histórica” para las filas del chavismo, debido a que en octubre de 2012 el fallecido presidente Hugo Chávez obtuvo en una  elección presidencial 8.191.132 votos. La cifra del domingo coloca a  “Venezuela a las puertas de una nueva era política”, asegura. 

 

“Desde el punto de vista político, esos números muestran un intento de Maduro en subirle al moral a sus seguidores y los militares. Los votos de Chávez en 2012 fueron en medio de una elección presidencial, y teniendo en cuenta la enfermedad por la que atravesaba. Todo esto es una jugada política para resucitar la revolución bolivariana de la decadencia”, explicó Haro. 

 

Maduro advirtió que la Constituyente busca poner “orden” a un Parlamento em nanos opositoras y en una Fiscalía que en los últimos meses se ha mostrado adversaria. 

 

Comentario completo en El Heraldo